¿Sobrevivirá mi empresa al COVID-19?

Te explicamos la mejor técnica para conseguir sobrevivir al COVID-19: ESCUCHAR A TUS CLIENTES



Se habla de volver a empezar, de reconstruir todo lo que el COVID-19 se llevó y de una nueva normalidad llena de dudas e incertidumbre. 

Hace mes y medio el mundo se paró:  calles sin gente, centros comerciales precintados, colegios y universidades sin alumnado y centros de trabajo sin personal. Recuperarse de un parón de este tipo, mundial y generalizado a todos los sectores, es complicado, muy complicado. Por ello, una de las preguntas que más resuena en el mundo empresarial es: 

¿cómo seguirá mi empresa funcionando después del COVID-19?

Nada ni nadie tiene respuesta para una cuestión como ésta. No podemos olvidar que la situación a la que la humanidad se está enfrentado es algo totalmente nuevo y lleno de cuestiones sin resolver. Como también  lo será esta nueva etapa en la que nos toca volver a empezar de cero. Por ello, es totalmente normal no saber cómo enfrentar la reapertura de empresas que han pasado casi dos meses cerradas o trabajando bajo mínimos en el mejor de los casos. 

Quizás por eso es una de las más difíciles de responder, tal  vez la más difícil por lo que implica: empleo, ventas, gastos que asumir y una gran lista de lo que podría convertirse en grandes quebraderos de cabeza. 

Si bien, hay algo que debemos tener muy en cuenta: este es el momento de tomar las grandes decisiones que influirán en el futuro de tu empresa.

Es en estos tiempos en los que el mundo conocido ha cambiado, se trata de saber adaptarse al que viene y poder mantenernos a flote pese a los tiempos de gran discontinuidad que estamos viviendo y que, con mucha probabilidad, no nos dejará en el corto plazo. Todo indica que, después de una vivencia como esta, la realidad empresarial cambiará y que necesitamos que nuestra empresa vaya acorde con esos cambios si queremos sobrevivir al COVID-19.

Para tomar decisiones de tal magnitud, necesitamos información sobre nuestra empresa. 

Y, ¿ quién tiene esa información?

¡TUS CLIENTES!

La única manera de poder sobrevivir será respondiendo a las necesidades y demandas que nuestros clientes tienen: descubrir si han cambiado, si siguen siendo las mismas; si se nos abren nuevas puertas de negocio y se nos cierran otras; si debemos cambiar nuestra filosofía; si responderemos a sus expectativas; qué medidas tomar para que nuestros clientela siga acudiendo a nosotros. En definitiva: saber cómo nuestra empresa puede adaptarse a esa nueva normalidad que vamos a vivir. 

Por ello, escuchar a nuestros clientes y darle valor a su opinión es fundamental  ya que nuestra empresa vive gracias a nuestros clientes. Además, debido a la situación que estamos viviendo y que nos mantiene alejados de entretenimiento y ocio, habrá una mayor predisposición a responder preguntas, explicarte por qué no volvieron más y  con tiempo suficiente para calificarte, recomendarte o simplemente poner una buena crítica en tu página. Lo cual facilitará mucho el trabajo. 

Piénsalo: ¿cuándo antes has tenido la posibilidad de contactar con alguien tan fácilmente?; ¿en qué otro momento la vida ha ido más lenta para poder meditar sobre nuestra empresa y su futuro? Estábamos acostumbrados a correr sin antes mirar el terreno donde pisábamos y es ahora cuando podemos caminar y descubrir hacia dónde podemos correr y hacia dónde no.

Por todo ello, el momento es ahora: momento de idear esas encuestas que tenías pensado hacer, de gestionar ese posible sondeo, de meditar si merece la pena o no esas pantallas  para que tus clientes evalúen tus servicios, si es un buen momento para ese sistema  que querías implantar para hacer sorteos entre tus clientes, ¿tal vez un buen sistema de fidelización de clientes?

 Es momento de pensar en tu negocio y adaptarlo a la nueva realidad que ya estamos viviendo y seguiremos viviendo y para ello debemos tomar decisiones en base a datos e información que nuestros clientes nos pueden aportar. ¿Quiénes mejor que ellos para decirte lo que esperan de tu empresa en una situación tan atípica?  

Dicho de otra manera: nos ayudará a adaptar a nuestra empresa a los tiempos actuales porque toda esa información que recogeremos nos permitirá  recapacitar sobre el futuro camino que tomará nuestra empresa, responder a las expectativas de nuestros clientes y conseguir captar nueva clientela. 

 

 Y, en eso Valoranos puede ayudarte pinchando aquí

Y, recuerda: #quedateencasa y aprovecha para crecer.

 

Comparte esta noticia en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *