¿Sabes preguntar a tus clientes?

¿Quieres preguntarle a tus clientes sobre tu empresa pero no sabes cómo?

¡Te traemos algunos consejos y las cuatro preguntas FRECUENTES  que PODRÍAN estar en tu siguiente encuesta!


Aunque pueda llegar a sorprenderte, la frase que más escuchamos de nuestros clientes es: «Vale, sí, tengo claro que hay que preguntarles, pero, ¿qué les pregunto?» Y es que aunque parezca que la cuestión es  si hacer o no hacer la encuesta, lo realmente complejo es sentarse y realizar las preguntas. Es entonces cuando nos damos cuenta de que hacer las preguntas correctas en el formato correcto y a las personas correctas es todo un arte

Sabiendo ya la importancia que tiene pararse a escuchar a los clientes, lo siguiente es: ¿qué preguntarles? O dicho de otro modo: ¿qué información podemos extraer de nuestra clientela? 

¿Todavía no lo tienes claro? Si dudas sobre lo necesario de conocer su visión y de cómo puede beneficiarte escucharlos pincha aquí y descubre nuestro anterior blog, ¡dónde te lo explicamos todo!

No existe una pregunta mágica que vaya a darnos por sí sola  la respuesta de cómo hacer crecer nuestro negocio o cuál es su situación actual.  Tenemos que entender que sondear a  nuestros clientes y clientas nos va a dar las claves para saber qué camino tomar en la dirección de nuestra empresa; ahora bien, si hacemos las preguntas equivocadas o las planteamos mal nos encontraremos perdidos entre mil y una respuestas que no nos ayudarán a tomar decisiones.

Para evitar ese escenario la clave no está en qué pregunta formular, sino en enfocarnos en qué es lo que queremos saber: el gran error que se comete la mayoría de las veces  es  darse cuenta de la inutilidad de la información que hemos recopilado. 

Por eso,  nuestro primer consejo es: ¡huye de las preguntas abiertas! Aunque pueda parecer una gran idea llenar un cuestionario de preguntas donde el propio cliente responda con sus
palabras, tiene más inconvenientes que ventajas:

  • Primero: no todos se expresan igual y vas a encontrar muchas respuestas que dicen lo mismo de diferente manera y eso perjudica a la hora de estudiar los resultados;
  • Segundo: das carta blanca para que la persona interprete la pregunta y eso puede hacer que contesten cosas que no has preguntado.

Lo mejor siempre será darles a escoger entre unas cuantas respuestas y establecer el ítem «otros» por si se diera el caso de que ninguna respuesta se acerca a su situación. Esto no quita que pueda haber una o dos preguntas abiertas donde el cliente pueda expresar su opinión sobre ciertos aspectos, pero recuerda entonces hacer la pregunta de manera clara y precisa para que respondan exactamente lo que pides.

Y dicho esto, vayamos a la cuestión  de hoy:

 ¿cuáles son las preguntas qué mas información nos darán?

Todo dependerá de las características de tu negocio como el sector;   del objetivo final de la encuesta; del tipo de clientela; de servicios;  de funcionamiento; etc. Pero aquí te dejamos 4 preguntas que suelen encontrarse en las  encuestas:

1. Conocer cuáles son las características principales de tu clientela: edad, sexo, un teléfono de contacto, correo electrónico y similares. Así podrás acceder a ellos a través del mecanismo que más se adapte a su estilo de vida.

Eso sí, es MUY IMPORTANTE que no olvides nunca informar sobre la Ley de Protección de Datos y los fines  para los que van a ser usados sus datos.

 2. ¿Cómo nos conociste?, es otra de las grandes preguntas. Esta da una información valiosísima: ¿sirve todo el dinero que estoy invirtiendo en marketing y publicidad? ¿me conoce la gente? ¿tengo que invertir más en mi marca?

3. ¿Encuentra todos los productos/servicios a por los que viene? Esta es una pregunta que nos ayuda a descubrir si cumplimos con las expectativas del cliente. Es como  preguntar si echa algo de menos en nuestra carta de servicios/productos, ¿por qué? Porque nos ayudará a descubrir si todo el tráfico de personas que mueve nuestro marketing se traduce en número de ventas o si estamos perdiendo un número de clientes. Además, puede generar nuevas ideas de negocio.

4. Otra de las buenas es: ¿nos recomendarías?  Si algo es sabido es que el boca a boca hace mil veces más que cualquier campaña de marketing – por muy cara que sea. De vecina a vecino, de amigo a amiga y de conocida a conocido se mueve el mundo. Es una manera de  conocer cuales son las virtudes, es decir, esas características que dan valor y son diferenciadoras y que deben potenciarse; además, también nos descubrirá esos errores que debemos corregir.

Y recuerda, si quieres que te ayudemos con todas esas preguntas que tienes en mente pincha aquí y déjate asesorar por nosotros.

Comparte esta noticia en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *